miércoles, 8 de mayo de 2013

Manuel Gómez Portugal Rangel.

Xavier A. López y de la Peña
A mediados del siglo XIX Aguascalientes iniciaba su soberanía como estado independiente de la Federación y en la ciudad se libraba una lucha por el poder entre las fuerzas liberales y conservadoras. Acababa la lucha contra los invasores norteamericanos, cuando ya llegaban los franceses y se constituía el Imperio de Maximiliano. En este tiempo nace nuestro personaje.
El Dr. Manuel Gómez Portugal representa la imagen olvidada del decimonónico aguascalentense, médico, político, docente, escritor, ensayista y poeta, que dedicó su vida al frente del Hospital civil, el otrora Hospital de San Juan de Dios y que luego daría paso al Hospital “Miguel Hidalgo” del que siguió siendo su director hasta el año de 1911.
Fue un hombre público nacido en las entrañas del poder; querido y respetado por muchos, como también odiado y vilipendiado por otros.
El Dr. Manuel Gómez Portugal nació en 1849 en Ciénaga Grande, Aguascalientes. Fue hijo de la señora Refugio Rangel y del coronel Jesús Gómez Portugal. Estudió primaria en su ciudad natal y posteriormente viajó a la ciudad de México donde cursó el bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria concluyéndola en 1875. Aquí, fue discípulo y seguidor posteriormente, del Dr. Gabino Barreda, cabeza del movimiento reformador de la educación e introductor del positivismo en México. Luego se inscribió como alumno supernumerario en la Escuela Nacional de Medicina en la ciudad de México y recibe su título de Médico Cirujano el 3 de febrero de 1880. Para recibirse presentó la tesis: La Transfusión de la Sangre. Al concluir su carrera y graduarse, el Dr. Manuel Gómez Portugal regresa a ejercer a la ciudad de Aguascalientes a fines de 1880. Instala consultorio y se hace cargo de la dirección del Hospital Civil en 1881, puesto ocupara previamente el Dr. Jesús Díaz de León Ávila. En febrero de 1881 propuso llevar en el Hospital Civil un curso teórico práctico de partos y con el Decreto 181 del 14 de mayo 1881 se le aprobó dedicar 10 camas para atender embarazadas en el Hospital civil. Contrajo matrimonio en octubre de 1881 con la señorita Evangelina Guinchard.
De ideología liberal, rápidamente se incorporó a la vida política local sumándose al círculo del poder en torno a don Alejando Vázquez del Mercado que fuera gobernador de 1887-88, de 1891-95 y de 1903 a 1911. Compartió y alternó el poder con los doctores Ignacio N. Marín, Jesús Díaz de León Ávila, Enrique C. Osornio, Francisco C. Macías, J. Guadalupe Ortega, Ignacio Arteaga, José G. Cruz, Carlos M. López y otros.
Formó parte casi ininterrumpida de la Legislatura local, ya como diputado suplente de 1885 a 1895 o como propietario de 1903 a 1911. Se desempeñó como director del Hospital civil desde el año de 1881 hasta 1903 y desde éste año hasta 1911 en el Hospital “Miguel Hidalgo” como arriba referimos. Fue miembro de la Juntas de Beneficencia y de Salubridad, así como orador en diversos actos públicos, e integrante de la comisión para celebrar los festejos por el Centenario de la Independencia Nacional, entre otras. El Dr. Gómez Portugal, fue un prolífico escritor que disfrutaba darse a conocer y ser leído. Luchaba por destacar entre la sociedad aguascalentense y hacia gala de elocuente orador en cuanta ceremonia se le presentaba. Dejó escritas diversas obras en varios géneros: divulgación, cuento, teatro, poesía, periodismo, ensayo y política. De las comunicaciones acerca de su experiencia clínica, tanto en el Hospital civil como de su práctica privada, se presentan algunas: El 12 de diciembre de 1882 realizó con éxito una Desarticulación del hombro y también aquí se hace mención por primera vez del uso del cloroformo en la entidad. En 1889 reporta la primera cirugía craneal realizada en la ciudad. En 1891 publicó Descripción de la epidemia de influenza que reinó en Aguascalientes a principios de 1891, con algunas reflexiones sobre su naturaleza, tratamiento, etc. En este mismo año publicó, colaborando con el Dr. Jesús Díaz de León, Apuntes para el estudio de la Higiene de Aguascalientes. Algunas otras comunicaciones del Dr. Gómez Portugal Rangel fueron: 1888: Herida penetrante de abdomen. 1891: Tratamiento del tifo. 1892: Alimentación en el Hospital civil. 1896: Casos de erisipela. 1908: Código Sanitario del Estado en colaboración con el Lic. Gordoa. 1911 Informe al Sr. Genaro García, rico hacendado al que le ofrecía sus servicios. En 1907 es nombrado Químico Analista del Consejo Superior de Salubridad. En 1909 integra el Club Reeleccionista [Porfirio Díaz] con lo que sella su debacle política y social al terminar el Porfiriato en 1911. En 1911 hace el análisis del agua del Ojocaliente y hace consideraciones acerca del plomo de las tuberías por las que se conduce ésta. Este distinguido médico, sin embargo, fue tildado de “amigo de borracheras” con el gobernador Vázquez del Mercado y caricaturizado en múltiples ocasiones; que se había doctorado en “empleomanía” y que desde que nació, que “tenía la ubre del erario pegada en la boquita, y no ha llegado a soltarla nunca”. “Médico de escasa clientela que busca en el salón del congreso una canonjía que le dé influencia sin trabajo y sin responsabilidad; no encarna ningún principio político, ni alguna idea de bienestar para nuestro Estado”. Otras voces, como la del Dr. Pedro de Alba se expresaron así de él: “…nuestro profesor de química, era hombre de cultura literaria que escribía discursos, cuentos y versos de circunstancias …era el que más influencia ejercía en el campo de la literatura, de la Historia de México y la Sociología; había sido discípulo de Gabino Barreda y se consideraba como el primer cerebro entre los librepensadores de Aguascalientes”. El último registro de su presencia en la ciudad de Aguascalientes está en la lista de médicos que ejercen en la misma correspondiente al año de 1919.
El Dr. Manuel Gómez Portugal Rangel, un personaje olvidado al que se le debe el reconocimiento a su entrega por el bienestar de los aguascalentenses y cuyo nombre, merecidamente, debería ostentar orgullosamente el Hospital hoy denominado “Miguel Hidalgo.”
Lamentablemente, hasta hoy, desconozco el lugar y la fecha de su defunción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario